Kioto

Kyōto (京都) fue la capital y residencia del emperador desde el 794 hasta 1868.

Debido a su importancia histórica, fue una de las ciudades descartadas por la bomba atómica y salvadas durante la segunda guerra mundial.

Nos gusto particularmente ya que fue una de las ciudades más tradicionales que visitamos y donde más parejas vimos vestidas con kimono y la verdad es que es muy bonito de ver. Para quien sea un poco friki, también es posible alquilarlo.

En Kioto hay innumerables rincones, templos y lugares increíbles de ver y disfrutar, pero como en toda visita turística con límite de tiempo es imposible explorar cada rincón, nosotros estuvimos tan solo 3 días, para visitar tanto el centro de Kioto, como Arashiyama.
A Nara recomendamos ir desde Kioto ya que está muy cerca. Para más info sobre Nara, click aquí (en construcción) .

Qué ver:

Kioto centro:

Día 1: La ruta que hicimos podéis encontrarla en el enlace siguiente: Kyoto- día 1. Al final de la entrada encontraréis muchas más fotos.

  1. Heian Shrine (平安神宮):Es un santuario sintoista de la Era Meiji situado en el distrito de Okazaki.
    Lo que más nos gustó fueron los jardines que lo rodean, podéis ver fotos de los jardines al final de esta entrada.
    Casi cualquier estación del año es perfecta para visitarlo, en primavera con los árboles en flor que tiñen el paisaje de rosas, blancos y verdes, en otoño de verdes, naranjas, amarillos y marrones y en invierno donde la nieve tiñe de blanco el jardín.

    – Horario: de 8:30 a 16:30/17:30 en función de la época del año.
    – Precio: 600 yenes adultos, 300 yenes niños.
    Heian Shrine - Kyoto
    En el mismo distrito, a la entrada se encuentra un enorme torii rojo y justo al lado del torii está el Museo Municipal de Arte de Kyoto, también se puede visitar el Museo Nacional de Arte Moderno, el teatro Rohm y otros edificios emblemáticos.
    .
  2. Ginkakuji – Pabellón de Plata (銀閣寺): Mar de arena plateada
    Construido en 1474 por el shogun Ashikaga Yoshimasa, se inspiró en el Templo de Oro, aunque como veréis, no está recubierto de plata, aun así, el templo y sus jardines son espectaculares, empezando por el “Mar de arena plateada” que se encuentra a la entrada.
    Podemos ver el pabellón principal y caminar por los jardines, sentarnos frente al estanque y disfrutar de las vistas que ofrece. Desde la colina tendremos una vista privilegiada tanto de Kioto como del templo.
    – Horario: de 8:00 a 16:30/17:00 en función de la época del año.
    – Precio: 500 yenes.
    .
  3. Tetsugaku no michi – Camino del filósofo (哲学の道):
    Camino de los filósofos - lecturas
    Es una ruta sencilla de algo más de 2 km que discurre paralela a un tramo del canal del lago Biwa. Comienza, o termina, en el Pabellón de Plata, nosotros lo iniciamos desde la salida del templo.
    El camino recibe este nombre por Nishida Kitaro, unos de los principales filósofos de Japón, el cual, realizaba esta ruta diariamente cuando iba a la Universidad de Kioto.
    En uno de los márgenes del canal hay cafeterías, tiendas de regalos, artesanía, etc. y a lo largo del camino iréis encontrando diversos lugares con diferentes escritos o poemas, además de cientos de cerezos que florecen normalmente entre finales de marzo y principios de abril, parejas y grupos vestidos con kimonos y además podréis disfrutar del atardecer.
    .
  4. Templo Nazenji (南禅寺):
    A este templo llegamos ya anocheciendo así que sólo pudimos disfrutar del bosque que lo rodea y visitarlo únicamente por fuera. Es el templo principal de una de las esculas dentro de la secta Rinzai del budismo zen japonés. Consta de varios templos y si se quieren visitar por dentro hay que pagarlos por separado.
    – Horario: de 8:40 a 16:30/17:00 en función de la época del año.
    – Precio: en función del edificio.
    .
  5. A lo largo del camino nos encontramos con estampas típicas de Kioto en esta época y otros templos menos conocidos como las imágenes que encontraréis a continuación y al final de esta entrada.

.
Día 2

  1. Castillo de Nijō (二条城)
    Kyoto Imperial Palace - vistas desde lo alto
    Fue construido como residencia de Tokugawa Ieyasu en el periodo Edo, aunque fue su nieto quien terminó de construirlo y ampliarlo, además, se utilizó como Palacio Imperial antes de que fuera donado a la ciudad y abierto al público.
    El castillo consiste en distintas estancias de tatami decoradas con distintos motivos y obras de arte japonés, además de biombos pintados por importantes artistas unidos por pasillos llamados “suelos del ruiseñor” por el sonido que emiten cuando se anda sobre ellas recordando al canto de los pájaros, creados para alertar en caso de que hubieran intrusos.
    Como siempre, de lo que más disfrutamos fue de los jardines de estilo japonés, donde no puede faltar los puentes, piedras para atravesar el río, vistas panorámicas, cerezos, etc.
    Hay audioguías en inglés disponibles por 500 yenes.
    – Cómo llegar: El Castillo de Nijo se encuentra a 3,8km de las estación de Kyoto, desde ahí podemos coger la línea San-in (JR) y bajarnos en la estación de Nijo (2 paradas)
    – Horario: de 8:45/9:00 a 16:00/17:30 en función de la época del año. Jueves cerrados en enero, julio, agosto y diciembre.
    – Precio: 600 yenes adultos.
    .
  2. Palacio Imperial (京都 御所):
    El Palacio Imerial de Kioto o Gosho fue la residencia oficial hasta 1869, fecha en que la capital pasó a ser Tokio, se encuentra dentro del Parque Imperial de Kioto.
    El palacio se puede visitar con o sin guía, pero solo por el exterior, una lástima ya que nos hubiera gustado descubrir qué es lo que esconde este Palacio en su interior.
    Los jardines son fantásticos, con lagos, cerezos e inumerables arboles y plantas florales.
    Es muy popular tanto en el hanami (visión de los cerezos), como en otoño por sus colores.
    – Cómo llegar: se encuentra a tan solo 30 minutos andando del castillo de Nijo, así que nosotros fuimos andando, ya que la mayor parte del trayecto se hace a través de los jardines de Nijo y los jardines del Palacio Imperial.
    – Horario: de 9:00 a 16:00/17:00 en función de la época del año.
    – Precio: gratuito.
    Kyoto Imperial Palace
    .
  3. Fushimi Inari Taisha (伏見稲荷大社): Fushimi Inari-Taishatambién conocido como “O-irari-san”. Inari es el dios del arroz, por tanto de los más importantes en Japón.
    Es uno de los iconos de Kioto, visita obligada ya que contiene varios miles de puertas torii. En sentido ascendente solo veremos las torii, pero en sentido descendente podemos ver inscrita quién dono cada torii.
    Tanto a la entrada como a lo largo del camino podemos ver varias estatuas de zorros considerados os mensajeros del dios Inari.
    La visita la hicimos a última hora del día ya que durante el camino nos encontramos con miradores y así pudimos disfrutar del anochecer y además de ver las torii de día pudimos verlas de noche iluminadas por las lámparas de piedra (Omokaru-ishi) situados a lo largo del camino.
    Para subir, entre que nos paramos a hacer fotos unas cuantas veces tardamos cerca de 1 hora y para bajar necesitamos solo 30 minutos ya que bajamos por el camino más corto.
    Para que os hagáis una idea, el coste de una torii pequeña comienza en 400.000 yenes y puede llegar hasta el millón.
    – Como llegar: Desde el Palacio Imperial cogimos la “Karasuma line” que no es JR pero tan solo nos costó 260 yenes y en 14 minutos llegamos a la estación de Jujo (Inari)
    – Horario: libre
    – Precio: gratis.
    .
    .
    .

Arashiyama (嵐山):
Arashiyama se encuentra a tan solo 30 minutos de la estación de Kioto, nosotros le dedicamos un día completo, así pudimos volver a Kioto para dormir y además no solo disfrutamos del bosque de bambú, si no de los templos y el lago.
Para ver la ruta que hicimos clica aquí.

Día 3

  1. Templo Tenyu-ji (天龍寺):
    Templo Tenyu-ji (天龍寺) desde dentro
    Este fue uno de los templos más bonitos que vimos en Japón, sus jardines, vistas, cuidado de cada detalle, nos dejaron impresionados, es Patrimonio de la Humanidad y uno de los grandes templos zen de Japón.
    Fue construido en 1339 por Ashikaga Takuji, shogun, en honor al emperador Go-Daigo que había fallecido.
    Lamentablemente prácticamente todo el templo se perdió durante las guerras que sucedieron a su construcción, por tanto, la mayoría de lo que veremos en el interior fue construido entre 1868 y 1912 (periodo Meiji)
    El jardín sigue teniendo su estructura original y lo mejor fue pasear por sus montañas, disfrutar del lago y ver los árboles en flor. Tuvimos la ocasión de ver fotografías del jardín en otoño y también es digno de admiración.
    Existe una salida en el lado opuesto por el que hemos entrado que nos lleva al camino de entrada del bosque de bambú.
    – Horario: de 8:30 a 5:00/5:30 en función de la época del año.
    – Precio: 500 yenes sólo el jardín, 800 yenes el jardín y los edificios.
    .Bosque bambú - Arashiyama
  2. Bosque de bambú: este es uno de los principales atractivos de Arashiyama, si bien es cierto que no se puede pasear por el bosque, si no que hay un camino preparado para ello, ver los bambús gigantes fue increíble, ya que hasta ahora nunca habíamos estado rodeados de bambú.
    Hay que tener en cuenta que el bambú es una especie invasora, por lo que la tienen que tener muy controlada, además alguno de sus tallos tiene más de 20m de altura, así que a su lado os sentiréis muy pequeñitos.
    Donde termina el camino hay varias opciones/rutas por el parque Kameyama-koen, todo depende del tiempo que tengáis y de lo que queráis andar.
    .
  3. Kameyama-koen:
    Este bosque es un refugio para los macacos, que de vez en cuando se atreven a bajar y podemos tener la suerte de poder verlos, sobretodo a primera hora de la mañana. Hay diversas rutas señalizadas que recorren el bosque, además, cuenta con un mirador con vistas al río Katsura y al monte Arashiyama. Clic aquí para ver la localización.
    A lo largo del parque podremos disfrutar también de diversas áreas de descanso, parques infantiles, las flores del cerezo en primavera o la gama de colores en otoño, templos, etc. así que cuidado porque el tiempo pasa volando!

    Para volver, lo mejor es coger el sendero que va paralelo al parque de bambú que nos bajará directamente al río Katsura, allí podremos descansar, dar una vuelta en barca o hacer pic-nic, por ejemplo.

Cómo llegar a Arashillama:
Arashillama se encuentra a algo menos de 20 minutos en tren. Lo bueno es que hay un JR directo, así que si tenemos el JR pass, podremos coger cualquier tren sin problema y “gratis”.

Tenemos que coger la línea San-in y bajarnos en 6 paradas en la estación de Sagano – Arashiyama. Desde ahí es sencillo llegar al parque de bambú ya que prácticamente todos los turistas se dirigirán hacia allí.
.

Cómo movernos por Kioto:

Por suerte, Kioto cuenta con muchísimo transporte publico y además debido a que es una ciudad muy cuadriculada, es sencillo andar por ella y además el transporte publico está muy bien indicado.

Taxi:
Como en todo Japón ¡los taxis abren y cierran solas las puertas! así que no intentéis abrirlas porque no tendréis éxito.

La tarifa del taxi empieza en 550 yenes (al menos cuando nosotros fuimos) y no os preocupéis porque intentarán llevaros directos a vuestro destino.
Es importante darles la máxima información posible, como cruces, sitios públicos cercanos, etc. ya que no siempre con la dirección tienen suficiente, o con el nombre del hotel o sitio turístico que queramos ir.

Metro:
Kioto tiene solo dos líneas de metro que se cruzan en un punto, en la estación de karuma Oike, así que no es complicado cogerlo ni orientarnos en él. El precio comienza en 210 yenes y se incrementa en función de la distancia.
El metro no pertenece a JR, por tanto no podremos utilizarlo aquí.
Kioto nos ofrece pases de 1 día o 2 días para metro y autobuses, desde 900 yenes, una buena opción si tenemos la intención de coger estos medios de transporte varias veces en un día.
Existen otras opciones de pases, así que lo mejor, si estáis interesados es entrar en la siguiente web: https://www2.city.kyoto.lg.jp/kotsu/webguide/en/index.html

Tren (JR):
A kioto podemos llegar desde Osaka o desde Tokio. Desde Kioto podemos ir a Arashiyama o Nara con el JRpass, además de ver algunos templos como el Fushimi Inari.
Aun así lo mejor para descubrir Kioto, si nos quedamos a dormir en el centro, es hacerlo andando, así descubriremos lugares menos turísicos y rincones con encanto que no aparecen en las guías turísticas y si tenemos suerte ver geishas.

Bici:
En muchas guías podréis leer que un medio de transporte común en Kioto es la bicicleta, debido a que es una ciudad casi plana y que encontraremos lugares para alquilar una por todos lados.
¡Problema! está prohibido dejarla en el centro de la ciudad, en la calle y en los accesos a las estaciones, aunque hay parkings para bicicletas, es mejor que os informéis antes sobre la normativa si no queréis llevaros un susto.

Y aquí os dejo algunas fotos más, ¡espero que os gusten!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario